caracteristicas soportes jamoneros

Soportes jamoneros. Características

Características exigibles a los soportes jamoneros.

Es fundamental para realizar un buen corte de un jamón ibérico tener herramientas de calidad, tanto por la comodidad a la hora de cortar, como por seguridad personal, al igual que es fundamental que el cuchillo esté perfectamente afilado, no debemos olvidar exigir firmeza y estabilidad a nuestro soporte jamonero.

 

caracteristicas soportes jamoneros

caracteristicas soportes jamoneros

Las características primordiales que debe cumplir un buen soporte jamonero son:

  • Estabilidad y firmeza.

Sea más o menos cómodo, de plástico o madera y cueste lo que cueste, lo más importante que debemos tener en cuenta es la firmeza y estabilidad del soporte. Nuestro jamonero ha de ser seguro, estamos trabajando con cuchillos afilados en posiciones peligrosas, por lo que tenemos que tener en cuenta evitar balanceos que puedan sobrellevar a accidentes.

Existen jamoneros que refuerzan su estabilidad con tacos de goma y ventosas en la base. El peso del soporte es importante, pero también incide el peso del producto que cortemos, obviamente será mucho más estable una paleta en un soporte robusto que un jamón en uno ligero. Por lo que si elegimos uno que sea ligero asegurar que provee algún sistema extra de seguridad tipo ventosa u otro tipo de agarre.

 

  • Ergonomía o Comodidad.

La ergonomía busca un mayor rendimiento a partir de la adaptación del lugar de trabajo (jamonero) a las características físicas y psicologícas del trabajador (cortador).

Es obvio que cortaremos mejor en un jamonero cómodo que incómodo, pero ¿Cuáles son los más cómodos? A medida que comenzamos a cortar el jamón por la parte de la maza es simple, el corte es horizontal. Pero cuando se va avanzando y vamos loncheando el producto varía la forma, por lo que es importante la base oscilante, para mantener la horizontalidad en el corte. El agarre giratorio nos permite girar la pata sin tener que soltar el tornillo y volver a apretar, ganamos tiempo, se considera una gran ayuda.

 

  • Pinchos de sujeción o agarres.

El agarre más importante que debe disponer nuestro jamonero es el de la pezuña, la sujeción ha de ser fuerte, estable y que fije el jamón para que no suframos ningún incidente. En la parte inferior del jamonero, la mayoría cuentan con un pincho vertical donde va colocada la babilla o contramaza, el jamón permanece estable con su propio peso. Hay otros modelos que poseen dos pinchos atravesados o tres verticales, que incrementan aún más la estabilidad.

 

  • Peso, transporte, maniobrabilidad, ergonomía. 

En función del uso que queramos hacer del soporte tendremos diferentes exigencias, si tenemos un uso doméstico, normalmente tendremos el soporte en la cocina, fijo, aunque tampoco conviene que sea muy robusto, en función del espacio del que dispongamos. Si por el contrario, el uso que le vamos a dar va a ser profesional, necesitaremos un soporte que no sea muy pesado para facilitar el transporte, si debemos desplazarnos con él a los diferentes eventos, la mejor opción es que sea plegable, cómodo para los distintos movimientos.

 

  • Calidad de los materiales. 

Evidentemente, la calidad de los materiales incidirá en el precio del producto y en la estabilidad y seguridad del jamonero.

Para un uso doméstico nos será suficiente con un jamonero tipo góndola de madera, pero si somos profesionales exigiremos un material más seguro, limpio y ligero, como puede ser el acero inoxidable. Hay también modelos de silestone que ofrecen buenos resultados.

Es otro de los factores a tener en cuenta antes de elegir nuestro soporte. Los materiales como el plástico, silestone o acero inoxidable son limpios, quedan como nuevos tras limpiarlos y se limpian con facilidad. Sin embargo, la superficie de madera es más difícil de limpiar y se degrada con mayor facilidad, aunque no supone problema sanitario, es importante limpiar bien la superficie.

 

  • Dimensión de la base. 

Es un factor clave para determinar la estabilidad del soporte, así como el peso de la base, aunque esto no es tan importante porque con el peso del jamón en sí sería suficiente. Está claro que una base más grande será más estable, para consumo doméstico no es un factor clave, pero sin embargo, si vamos a dedicarnos a la hostelería o a cortar piezas grandes, sí habría que tenerlo en cuenta, podremos cortar jamones de hasta 12 kilos, por lo que con una base corta no conseguiríamos suficiente estabilidad, sería recomendable bases largas.

  • Coste del producto. 

El precio y la calidad van de la mano, podremos encontrar diferentes precios dentro de un mismo modelo, pero generalmente incidirán en el precio la calidad de los materiales, la calidad de la fabricación, los diseños… Recomendamos comprar un soporte jamonero de gama media-alta, bien sea para consumo doméstico como para iniciación, pues es una inversión para toda la vida y nos ofrecerá mejor rendimiento y seguridad.